¿Qué tan generoso eres?

La Generosidad
 
La Generosidad es una gran virtud que se trabaja con la voluntad y la fortaleza; la generosidad implica dar lo adecuado a la persona indicada en el momento preciso. Esta virtud está ligada al amor, no sólo de pareja, sino el amor hacia cualquiera de nuestros semejantes, tomar en cuenta la necesidad de nuestro prójimo y tratar de cubrirlas -conforme a nuestras posibilidades- cuando se requiere.
 
¿Qué implica ser generoso?
 
Existen cinco puntos importantes para lograr la generosidad:
 
Hablamos de ser generosos cuando estamos dispuestos a dar, desde niños aprendimos a compartir una sonrisa, una caricia, un juguete; cuando adultos cubrimos las necesidades de nuestros seres más próximos, dar de comer al hambriento, de beber al sediento, de abrazar a los seres amados, hacerles saber cuán importantes son para nosotros, es decir, saber cubrir los requerimientos llámense materiales o emocionales.
 
Otra parte importante para aprender a ser generoso es darse; el darse incluye una entrega total de tu ser personal al servicio de los demás, donar parte de tu tiempo para ayudar, acompañar, servir a otra persona. "Quien no vive para servir, no sirve para vivir".
 
Debemos aprender a escuchar, ¿cuántas veces ignoramos lo que la otra persona siente o desea comunicarte?, sólo por no saber escuchar. La generosidad nos invita a ponernos en empatía con la otra persona para comprenderlo, apoyarlo y en dado caso encontrar la solución más adecuada. "Dar atención al escuchar es motivo de alegría para el corazón, porque mientras más se da más se recibe"
 
Aprende a saber recibir. La persona que no sabe recibir, y que solamente está dando no es generosa, pues la generosidad empieza por uno mismo. ¿Cuántas veces te hacen un elogio y te apenas?, ¿cuántas veces te han querido dar el desayuno en la cama y no lo aceptas?, es importante que te dejes servir de vez en cuando.
 
Ah! y el punto más hermoso para llegar a ser generosos es perdonar; el perdón implica sacar de nuestro corazón el resentimiento, el odio, el veneno, que ha entrado a nuestras vidas y estar dispuestos al amor.
 
Ahora ya sabes ¿qué tan generoso eres?.
 
Sólo intenta cumplir los puntos anteriores, vívelos y transmítelos. Recuerda que: "nadie da lo que no tiene".
 
Saludos cariñosos.
 
DulceRosa roja 
 
Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s