Química del Enamoramiento

 
*Por Martha Orta
 
Esta etapa adormece las neuronas asociadas al sentido crítico.
 
Enamorados
 
El enamoramiento es la etapa inicial de las relaciones en pareja, donde la atracción es tan poderosa que se producen cambios a nivel cerebral  haciendo que la persona enamorada cambie.
 
Durante el enamoramiento se produce una cantidad elevada de endofrinas, encefalinas y feniletilamina, que hacen que la persona se sienta sin hambre, vea todo "color rosa", esté alegre, que se sienta entre las nubes, con alegría, vitalidad y muchas emociones positivas más.
 
Es un proceso bioquímico que se inicia en la corteza cerebral, después pasa al sistema endócrino y se transforma en respuestas fisiológicas como la secreción de fluídos, olores, dilatación y erección.
 
El enamoramiento dura entre 18 y 30 meses, afortunadamente, pues afecta los circuitos cerebrales y adormece las neuronas asociadas al sentido crítico y por ello no vemos los defectos de nuestra pareja.
 
Aunque suene irónico, el enamoramiento puede puede contemplarse como una patología, como un trastorno ocasional con síntomas característicos:
 
La idealización de la otra persona, traducida en admiración y la atribución de un conjunto de características positivas y nobles, omitiéndose los planteamientos críticos para la persona amada; sólo tenemos palabras dulces y amables.
 
Se produce también un cierto trastorno de la atención: todo se nos antoja óptimo, casi mágico. Así, la vida es un regalo e invita a la ensoñación. La comunicación con el enamorado es más comunión que otra cosa y el sentirse adivinado por el otro provee a la relación de sobreentendidos y certidumbre.
 
"Te querré siempre", decimos, insuflados de un optimismo ciego y renunciando a mirar a un pasado poco complaciente.
 
Aparece el "secuestro mental": la vida gira en torno a cuándo se producirá el próximo encuentro con el destinatario de nuestro amor. El tiempo adquiere un ritmo distinto, en función de si estamos o no con la persona amada. Hay sacrificio y esfuerzo, nos volvemos más generosos y volcados a satisfacer, sorprender y agradar al otro. Aumenta el pulso, la presión arterial, la capacidad muscular, la sangre llega a nuestras mejillas y se generan más glóbulos rojos. Sólo son los síntomas del enamoramiento, los mismo que explican cómo la pasión por una persona puede llegar a descontrolar tu vida y volverte un loco de amor.
 
El amor llega cuanto todo este proceso bioquímico cesa y da paso a la necesidad de fomentar una relación de vinculación y afecto originado por la acción de la oxitocina, una hormona que nos confiere la sensación de seguridad iniciando así una nueva etapa, la del apego.
 
Aquí comienza el proceso de ver la realidad de con quién estamos, muchas veces doloroso para algunas parejas, sin embargo, es el momento para que surja el verdadero amor, cuando aprendemos a amar las imperfecciones de nuestra pareja.
 
Disfruta el enamoramiento, sabiendo que es una etapa pasajera y que facilita el paso a la siguiente: el AMOR, y no pretendas que las emociones experimentadas en la primera fase duren por siempre, el amor es una fase más sosegada, pero no por ello menos hermosa.
 
Corazón rojo
Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s