Faltan Límites a los Niños de Hoy

 
* Joseph Knobel Freud
 
Natalia Vitela
Reforma – 30 de Marzo del 2008.
 
Déspota, autoritario, caprichoso y pretencioso, ¿quién le viene a la mente? ¿Bush, Castro, Chávez, Hussein o Bart Simpson? Si abre el telón descubrirá que se trata, nada más y nada menos que de los niños y adolescentes del siglo XXI, a quienes en lugar de ponerles límites se les controla "tapándoles la boca con medicamentos".
 
Esa es la conclusión a la que ha llegado el psicoanalista Joseph Knobel Freud, sobrino nieto del padre del psicoanálisis, quien siguió los pasos de su tío abuelo.
 
La falta de límites crea niños inquietos que se portan mal en la escuela y no prestan atención, asegura Knobel Freud. ¿Y qué hacen los papás? Los llevan con el neurólogo o psiquiatra para que les de un medicamento que los va a dejar quietos en clase.
 
"Se les emboba, se les atonta con una medicina", afirma el psicoanalista de niños y adolescentes, quien asegura no sólo quererlos, sino también que le encanta trabajar con ellos.
 
Sin embargo, considera que sí hay enfermedades que requieren tratamiento farmacológico, pero lo ideal es que en éstas trabajen juntamente psiquiatra y psicólogo.
 
Hijo de madre y padre psicoanalistas, Knobel Freud comenta que Sigmund Freud es el autor del psicoanálisis que más le gusta. Además de respetarlo y admirarlo tiene "muchas ganas de transmitir sus ideas a las futuras generaciones".
 
En su más reciente visita a México, al Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social, Knobel Freud concedió una entrevista para hablar sobre el psicoanálisis a tres siglos de su creación y acerca de las causas que han provocado que niños y adolescentes se hayan convertido en grandes manipuladores.
 
¿Cuáles son los principales conflictos de los niños y adolescentes de la actualidad?
 
El gran problema del niño y adolescente del 2008 es que nadie les pone límites, por eso son demandantes, inquietos, ansiosos, miedosos, angustiosos… Los adultos que están a su cargo y cuidado los han vuelto de esa forma.
 
Los niños y adolescentes de la actualidad son incapaces de esperar, y esto se les fomenta desde que son bebés. Cuando el bebé nace, los pediatras recomiendan a las madres darles pecho cuando lo demanden; entonces, las mamás se lo dan cada vez que lloran.
 
Los psicoanalistas no pensamos igual: creemos que la mamá tiene que esperar las tres o cuatro horas pertinentes antes de que su bebé reciba nuevamente el pecho.
 
Otro conflicto es que los niños y adolescentes no son escuchados: se les tapa la boca con medicamentos. Los niños inquietos, por ejemplo, son diagnosticados con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, el cual está de moda.
 
Pero habría que cuestionarse: ¿por qué está de moda? Lo está porque los laboratorios presionan para vender el medicamento con el que se trata este trastorno. Insisto en que lo único que se logra es atontarlos, y no resuelve el conflicto. Luego no se quejen de que el adolescente se tape la boca con cervezas.
 
¿Cómo ayuda el psicoanálisis en el tratamiento de niños y adolescentes?
 
Se tiene que trabajar tanto con los niños como con los padres, para que sean estos últimos quiene tomen las medidas pertinentes e incluso analicen por qué no las han asumido antes.
 
Los psicoanalistas decimos: " sentémonos y reflexionemos: no tapes el síntoma con medicina; lo que se necesita es comunicación"
 
A los papás se les cuestiona: ¿cuántas veces al día habla con su hijo?, ¿cuántas veces juega con él? La idea es tratar el problema sin tapar el agujero con algún medicamento.
 
¿Cómo trabaja con ellos?
 
Los niños se expresan mediante el juego, así que se trabaja con una caja de juegos, con juguetes y de frente a frente. Según el problema, con los adolescentes se puede trabajar cara a cara o utilizar el diván, el cual permite una mayor regresión del paciente, lo que posibilita un mayor acceso a su inconsciente.
 
¿El psicoanálisis sigue vigente?
 
No sólo sigue vigente, sino que se ha ido renovando. Se trata de una teoría dinámica, y ese dinamismo le ha permitido introducir en su estructura los cambios de la sociedad, pues la sociedad de 1900 está muy lejos de parecerse a las de 2000.
 
Los psicoanalistas estamos atentos a esos cambios y los integramos en la práctica. Esa teoría que comenzó su andadura son Sigmund Freud a finales del siglo XIX y que se inauguró en el siglo XX con el famoso texto La Interpretación de los Sueños, se sigue estudiando y se ha extendido por todo el mundo.
 
¿Cuál es la principal aportación que ha recibido el psicoanálisis desde su creación hasta la fecha?
 
Una de las grandes aportaciones es el trabajo con los niños y adolescentes. Esto dio inicio en los 40’s, pero tuvo su auge en los 70’s. Actualmente tiene un auge importante.
 
¿Cuál es la principal apuesta de los psicoanalistas?
 
A pesar de que siempre se nos ha achacado que somos unos revisores permanentes del pasado, somos los prefesionales, dentro de la salud mental, que hacemos la mayor apuesta por el futuro de nuestros pacientes, pues trabajar con niños y adolescentes es trabajar con el futuro.
 
Concluyó Knobel Freud.
 
Y en mi punto de vista personal me atrevería a decir:
 
"Un niño con límites, es un niño realmente amado"
 
 Family 181
Esta entrada fue publicada en Mami y Papi. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s